BMW Serie 1 de 2020 a fondo

BMW Serie 1 de 2020 a fondo

La tercera generación del BMW Serie 1 llegó al mercado para seguir siendo uno de los referentes en vehículos Premium compactos. Con un rendimiento único, se le suma la tecnología, su diseño y la calidad de todos sus materiales. Lo analizamos a fondo para que conozcas más sobre sus cualidades.

Diseño exterior del BMW Serie 1

Del BMW Serie 1 se han vendido dos millones y medio de vehículos. Eso demuestra su calidad y cómo BMW dio con un diseño perfecto en el segmento de los coches compactos. Esta tercera generación llega con importantes cambios en su diseño y en su espacio interior para mejorar la base de este coche clásico.

Uno de sus cambios fundamentales es el contar con tracción delantera y no trasera. Los únicos que no tienen este cambio son los modelos M135i y 120d con tracción total xDrive. Con este cambio pierde el capó alargado permitiendo así que se integre todo el vehículo con líneas más compactas.

Su diseño personalizado y con carácter hace que destaque sobre el resto de vehículos del mercado del mismo sector. Con líneas planas y compactas pero también agresivas.

Los clásicos “riñones” de BMW esta vez tienen una forma mucho más convexa y hacia fuera lo que hace que se destaquen aún más que en las versiones anteriores.

Tienes la posibilidad de elegir distintas opciones de configuración con el fin de hacer el BMW Serie 1 aún más deportivo.

Con una longitud de 4.319 mm, ancho de 1.799 mm y alto de 1.434 mm, la tercera generación del BMW Serie 1 es más corta pero más ancha. Si a eso le sumamos que las ruedas están más cerca del extremo de la carrocería, esta versión parece a simple vista más pequeña que las anteriores.

Entretenimiento y seguridad en el BMW Serie 1

Una gran apuesta en esta nueva versión es la integración de tecnología e infoentretenimiento.

Incluye un cuadro de instrumentos digitales de 10,25″ en donde se puede ver el sistema Head-Up Display a pleno color. A ello se le suma el interfaz multimedia de pantalla táctil.

En estas pantallas vas a poder ver un sinfín de datos gracias a los servicios y funciones que incluye y que permiten conectarse a través de internet.

Otros elementos fundamentales que incluye el BMW Serie 1 es su seguridad y asistencia de conducción. La función Stop&Go permite tener control crucero del mismo así como frenada autónoma cuando se reconocen peatones o ciclistas.

Se mantienen otros sistemas integrados de seguridad como lo son el reconocimiento de señales, iluminación Full-LED, detector de fatiga o sistemas d mantenimiento de carril.

Cuando entras en el BMW Serie 1 tercera generación te das cuenta de inmediato que hay más espacio del habitual. No deja de ser un coche compacto pero sí que hay diferencia en sus asientos. Se viaja más cómodo pudiendo apoyar bien los hombros y la cabeza.

Tienes huecos para dejar los objetos en todos lados tanto en las puertas como en la parte central. Hay dos huecos para dejar botellas y puedes cargar el móvil en el soporte de carga inalámbrica que tiene dispuesto al lado del conductor.

Referido a la climatización, también hay que destacar que ahora está integrada en todo el vehículo.

A pesar de que apuesta por integrar mayor tecnología, mantiene ciertos botones físicos como por ejemplo para subir o bajar el volumen de la radio, abrir el navegador, entre otros.

Motores disponibles en la tercera generación del BMW Serie 1

El cambio en la tracción es quizás el más significativo de esta nueva versión del BMW Serie 1 con respecto a las anteriores. El hecho de eliminar la tracción trasera hace que se pierda un poco en la deportividad del mismo. Sin embargo, es positivo para tener mayor espacio en el interior y viajar más cómodo.

El BMW Serie 1 se ofrece en dos opciones de gasolina. Por un lado la versión 118i con un motor 1.5 turbo de 3 cilindros y una potencia de 140 CV.

Y por el otro, el modelo BMW M135i con un motor de 2.0 turbo de 306 CV.

Si se quiere la opción de diésel se tiene también dos opciones diferentes: BMW 118d con un motor 2.0 turbodiésel con una potencia de 150 CV y el BMW 120d con un motor de 2.0 turbodiésel y potencia d 190 CV.

La transmisión puede ser manual de 6 relaciones, automática de doble embrague o de 7 relaciones con un convertidor de par de 8 relaciones.

En los motores diésel de 190 CV la tracción es delantera junto con la variante más deportiva BMW M135i.

Este cambio sustancial en el BMW Serie 1 hace que se reduzca unos 30 kilogramos el peso del vehículo frente a las versiones anteriores.

Sin duda, el BMW serie 1 es el mejor coche compacto Premium de la actualidad.

Usamos cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Puedes aceptar todas las cookies pulsando "Aceptar", configurar o rechazar su uso pulsando "Configurar". Más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

Aceptar Configurar